¿Qué significa la llegada a Yucatán del egresado de la “escuela de la mu3rte”?

El General de División Ricardo Flores González, quien presume en su currículum haber pasado por la controvertida Escuela de las Américas en Estados Unidos, llega a Mérida para asumir el cargo de comandante de la Décima Región Militar, con jurisdicción en Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

Esta escuela, cerrada debido a protestas internacionales, fue señalada por la organización School of the Americas Watch como un centro de entrenamiento para agentes involucrados en acciones violentas contra líderes latinoamericanos y movimientos antigubernamentales. Ahora opera bajo el nombre de Instituto del Hemisferio Occidental para la Cooperación en Seguridad (WHINSEC), conocido por impartir doctrinas de contrainsurgencia militar y promover una ideología anticomunista.

Según #SOAW, varios de sus exalumnos han estado vinculados con violaciones de derechos humanos, organización de escuadrones de la muerte y golpes de estado.

Con 45 años de servicio, incluyendo la dirección del Banco Nacional del Ejército, Fuerza Aérea y Armada, Flores González estaba anteriormente en la IX Región, donde fue objeto de críticas por el manejo de la ayuda humanitaria en Acapulco, así como por supuesto maltrato a organizaciones no gubernamentales y grupos humanistas y ambientalistas.

Con una Maestría en Administración Pública y un Diplomado en Comando de Estado Mayor de la Escuela de las Américas, su llegada a Mérida ha levantado preocupaciones y controversias sobre su historial y las posibles implicaciones para la región.